Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Todavía no te extraño

Imagen
Todavía no te extraño, ni busco tus lugares, como puerto de gaviotas, ni juego a que sonrisa fue segura. Todavía no te extraño, si ese origen no logra dar su paso por mi mente, si estas dispuesta habitar el verde de tu infancia, hacia un color inexistente de vejez.
Todavía no te extraño, si la causa de cartografiar tu cuerpo, hace coser los versos que hoy en día me nublan, y das el chance que, en tus piernas, la bravura tuviera remedio.
Todavía no te extraño, si la razón de incertidumbre, no se viste de vejez, ni se inquieta por arrugas, porque a la juventud le doy la bienvenida, y la arropo con una copa de vino. Todavía no te extraño, si el motivo de morder tus racimos arde a sus anchas, si vives a mi derecha, donde los números consiguen su curso, porque como tú, las secoyas tocan el cielo, porque como tú, al revés de tu muerte, viajas como salmones al inicio de sus ríos.

Humberto Velásquez Jiménez 20-febrero-2018 11:40 a.m.

Amanecí

Imagen
Amanecí, y nunca había estrellado mis ojos, con la habilidad necesaria, para estrenar el cielo que sostenías, con la habilidad de extender mis labios, para que hiciera falta, reclinar esa gota de jugo. Tan solo se trataba, de escuchar los sonidos correctos, de atrapar hasta el susto que te mecía, de extraer lugares con duración.

Me alegro de llamarte, en este oleaje de desatenciones, de sobrevivir ante la hierba seca de tus orgullos, de vaciar tus emplumados alimentos, de existir ante la fiebre del mundo, de no dormir a todas horas a la salud de otros.

Amanecí, en esa versión de los libros, sin viaje, totalmente escrito, austero para respirar, áspero para decir buen día, perdiendo hasta las fuerzas para ser suicida, de pronto corte al sueño con las cascaras, y me alegre de llamarte, diciéndote, prepara las almohadas, que hoy dormiremos hacia nuestra infancia.

Humberto Velásquez Jiménez  10/Feb/2018