Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Camino

Imagen
Camino en tus pestañas, salto de una en una en ellas, luego me subo arriba, en tu pelo, en la multitud de sus árboles lleno de hojas, me pierdo en ese laberinto, y no necesito que alguien me rescate.
Camino en sus manos, me quito cuando ella da sus palmadas, pero es necesario que me toquen cuando yo las recorro.
Camino en sus ojos de vidrio, en sus ojos de lunas, tanto que me resulta cortante la verdad, y a la vez distante llegar.
Camino por todo lo que te pueda ver, y es como los copos de nieve, cada tanto encuentro uno nuevo, sin poder encontrar uno repetido. Humberto Velasquez Jimenez 24/3/2016 3:30 p.m.

¿Lo sabes?

Imagen
Sabes asustarme, cuando tus ojos se descalzan, también por los vidrios donde me haces jugar.
Sabes de cierto, sabes de haberlo visto, sabes que te gusto, lo sabes y lo juegas, lo sabes y te lo permites, lo sabes de aquellas mareas.
Sabes que a mí me gustan los libros, las plumas, los perros, el mar, todo eso aburrido que no te calza.
Sabes de mis escapes, lo sabes cuando el mundo vive en mi cuarto, y que también vive en la playa, lo sabes de aquellas tormentas.
¿Sabes tú, escaparte? ¿Lo sabes? ¿Sabes conseguir la píldora que te hace pequeño? aquella que te envuelve y hace grande tu mundo, aquella que te hace pariente de lo más diminuto. ¿No lo sé? Pero sabes, que yo sí tengo esa fuerza, esa fuerza de padecer y agrandar las cosas tan solo como yo lo hago.
Sabes que tomo un lugar, lo guardo, lo inspiro, lo salvo, le doy muerte, también vida, sabes de ese lugar en donde perteneces, cuando me demuestra mi hombro que estás ausente.

Humberto Velasquez Jimenez 24/3/2016 4:05 p.m.

A veces tú, a veces yo

Imagen
A veces tú, a veces yo, a veces es mi paso que te logra. A veces son los ojos que he dejado caer, a veces es tu belleza donde pierdo la vista.
Son muchas las veces, son muchas las cuentas, ¡Los dedos no me alcanzan! mucho menos en mi mente donde no me calzan.
A veces no me perteneces, ni siquiera me siento integrante de algún pasatiempo tuyo. A veces soy yo, quien sabe huir, porque el mundo me hace persecución, !quizá! solo quiero llenar el mundo.
A veces tú a veces yo, a veces somos un molde dando vueltas, una materia que nunca solidifica. A veces, pero en su mayoría te conviertes en mi pasto, en el desarrollo de una novela infinita.
A veces tú, a veces yo, a veces es la jungla de tu enojo, y la maravilla de tu mente donde pronto te metiste.
A veces, es a veces, no muy a menudo, ni tampoco eterno. pero la flor me lo dice, y me lo dice el mar también, me lo dicen muchas cosas al oído y escrito, que no hay quien tenga una tierra árida.

Humberto Velasquez Jimenez 22/Marzo.2016

No te vayas

Imagen
Déjame herirte el cuello de amapola, si es lo único que me florece, y lo único que engendra mi beso.
Déjame oler siquiera, antes que te vayas, tu pelo, la vegetación que existe en él, si es posible realizar alguna travesura.
Déjame siquiera la migaja de tu sombra, aquella quien no pierde fuerza en el día gris.
No te vayas, siquiera hazme la broma de perder el equilibrio, hazme la broma, para tejer el mar que yace sin ideas.

Humberto Velasquez Jimenez 1/Marzo/2016 5:04 p.m.