Entradas

Mostrando entradas de 2015

Me doy cuenta

Imagen
Me doy cuenta no por mí, sino por una búsqueda periódica, de algunos ademanes que perdí, que doy marcha atrás, al sitio donde solía suceder mi especie, en tantas personas congregadas.
Después de todo, tan solo después, se trata de retratar sin prisas, se trata de dar marcha atrás, cuando no te existo, y permites que las flores se despidan, y me duerman los surcos de tu rostro.
Ni un paso más para dar, y tu viento con toda oposición, hace rasgar los últimos estiramientos, de una boca que yacía hacia el este y oeste.
No hago más que pensar que un día me habitaron, y querían de mí, los hogares de tu boca, las tierras de tu adiós, y mis océanos en donde dejabas tus enojos.

Humberto Velasquez Jimenez 16/Noviembre/2015 11:09 p.m.

Ya no hay sitio

Imagen
Ya no hay sitio, para vivir en tu pestaña, ni de existir a medias, sin estar demás y cerca de oponerme.
Ya no hay sitio para sostener la idea, de sostener tu mano adulta. No hay más para un cielo entero, ni para el recuerdo tirado de tu lentejuela.
Ya no hay sitio, Únicamente en el lábil escrito, con la intensión tan solo de permanecer.
No hay más para estar, ni más para formular un saludo, para así aprisa sorprender tu espalda, en donde no hay más que la caída de mi tarde.
Ya no hay sitio, mientras los lugares en los que el mundo te toco perecen, mientras hago propia tu juventud, y tú estilo de no envejecer para mí.
Humberto Velasquez Jimenez 7/Noviembre/2015 9:37 p.m.

Transite en tus calles...

Imagen
Transite en tus calles, viendo en todas direcciones, algunas pistas, algunas que ni lo eran, todo con una mente descalza.
Hice vigilia oportuna, hice vigilia de ti, hasta que tu ventana en mis ojos se durmió.
Transite en tus calles, como extranjero y residente, contando la moda que tuvo el sol al salir, y siempre su caer en la pasarela de tu noche.
Transite en tus labios, siempre con tan poco siendo lo justo, no por ti, ni por mí, si no por recrear la escena y una foto perdida.
Transite en tus calles, llevando tu mano izquierda como un péndulo, primero de aquí, segundo de allá.
Transite en tu breve instancia, haciendo señalar tu manera de sonreír en donde no era su autor, y yo buscando en las nubes una manera.


Humberto Velasquez Jimenez 11:02 p.m. 28/Octubre/2015



A veces te busque

Imagen

A veces no está en mí

A veces no está en mí, dejarte pasar entre tanta gente, entre rocas y tú la única gema.
A veces no está en mí, buscarte en los escombros de una menta ya perdida, Y que te encuentra entre risas tuyas, Y ecos que haces en el universo.
A veces no está en mí, darme igual, sin buscar tu resultado, y olvido ser el héroe, de un momento que tuviste.
A veces no está en mí, tener que ensayar, cuando tú has querido la obra completa.
No está en mí, Venir vagando en un sueño pensando que eres parte de él. No está en mí, conseguir equivocarme y hacer las sumas incorrectas,
tratando de alternar espacios que solo tú los cubres. 
Humberto Velasquez Jimenez 18/08/2015 12:00 a.m.

No sé quién ser

No sé quién ser, cuando abandonas mis rosas, y te pones en un verano, como lluvia corta saliendo a la ciudad.
No sé quién ser, cuando pierdes las estrellas y sin guía no salgo a las calles. No sé quién ser, que hasta la calma del mar he perdido.
Esta vez el cielo no me dura eterno, por qué tú te confiesas, y olvidas cerrar la ventana de mañana, olvidando tu eterna guarida.
No sé quién ser. pero recuerdo las miles de lunas que han tocado mis ojos, y salpican en la noche oscura, con ráfagas y pinceles.

Humberto Velásquez Jiménez 17/08/2015 9:35 p.m. 10:56 p.m.

Sin edad

Imagen
Me comporto como un niño, porque otros tienes edades, y yo no cuento ni las estrellas, pero he vivido en islas desiertas.
Tan solo intentaran, atravesar los océanos, vagando con la mente de alas, quitando las plumas antiguas.
Me comporto como un niño, porque otros no gatean, y yo lo hago en cada suspiro, y se hacen largos hasta los toques de tu puerta.
Tan solo tuvieran esa chispa, y aunque su piel quebrada de tierras naranjas, dieran a  luz su verdad, puedan brotar como cedros de Líbano.
Me comporto como un niño: Para que la vida sea bella, no tengas edad…
Por: Humberto Velásquez Jiménez 04/Julio/2015
11:40 p.m.

Sin fines de semana

Imagen
Alguna vez después de mojar las servilletas, Y diluir la azúcar, solo después de diluirla, pensé en tu sonrisa que estalla con gran ímpetu, como ácidos mangos en los dientes vírgenes.


Alguna vez después de achicar los días, pareces llegar a punto de correr, y las partes separadas se hacen favoritas. y las partes separadas no se consideran ser más.
Alguna vez después no existías, ni moldeabas tus pasos, y tus huellas sin fines de semana, me hacen un estornudo que yace en un charco en una semana soleada.
Humberto Velásquez Jiménez 30/06/2015 12:19 p.m.
http://poemashn.blogspot.com

Quizás me serás pronto

Imagen
A veces quise pintar el círculo naranja de la mañana, en el círculo plateado de las noches. A veces quise un camino cualquiera, en el escondite de tu cuello, y fue después que conocí tus cuevas.
A veces quise una mujer, y otras le quite las rosas. A veces y apenas tuve el circulo de sus ojos en una foto alguna, que de ninguna manera mis brazos se estiraron, en son de devolverla por propia voluntad.
Quizás me serás pronto, pronto y de costumbre, pronto y de rutina, pronto y de tradición, pronto como un hábito.
Pronto comencé a recordar, que alguna vez quise amarrar tu mirada de esquina, y tu camino rápido sin ningún tipo de detonación.
Quizás me serás pronto, como dos solitarios ideales, charlando como calza el mar en el pie de la tierra.

Humberto Velásquez Jiménez 05/Mayo/2015
8:03 p.m.

Tu nombre sigue sin estar...

Imagen
Desde una niñez casi inmediata y de viento,
una niña que vive en mi, jugo a los globos,
hasta ya no conocernos,
hasta olvidar su nombre en los conciertos del cielo,
y las voces de lluvia.

Desde una niñez que perdí,
unirme a sus labios delgados casi extintos,
unirme a sus cejas extremas que nunca se tocaron,
unirme al cabello donde cada cuerda era,
una entonación de belleza nunca antes moldeada.

Ya no es niña y su nombre sigue sin estar,
mas que en estadías de verla en fotos y recordatorios.

Ya no es niña después de mucho,
y después de poco volví a sentir virgen el saludo que te di.
Y por las cinturas de aquellos arboles,
saliste con tu palabra responsable y obligada.

Y ahora me pregunto...
¿A quien incluyo?
Es a ti, a tu niñez que exprimí,
que inmediato me vienes, aunque tu nombre sigue sin estar.
y tras tu aparición me vienes en disparo a la respiración.

Me abrí camino desde los tiempos tuyos,
sin olvidar que por ti soy un ser romántico.

Humberto Velasquez Jimenez 24/Abril/2015 10:46 a.m.

Noches de días siguientes

Imagen
Puedo decir que duermes ligera, pues tus ojos llegan ostentar, que creas islas discretas y escenarios muertos.
Una noche, un descanso tuyo al parecer pesa poco, como si la habitación pudiera levitar, como si mi boca fuera de carne, y es el único momento que se descompone.
Puedo decir que en las noches de días siguientes, obtienes tus lunas llenas, en la azotea que quieras, pero no es que quieras, solo nacen sin esperas.
Puedo decir que ahora duermes, llevas tu crimen de cerrarme las cremalleras, de estos labios que en noches de días siguientes, revisan tus huellas y los tronos donde se postran tus ojos.

Humberto Velasquez 09/Febrero/2015