Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Llueve, gotea, y has lagrimear tu voz

Imagen
Sera eventualmente necesario de abreviarnos?
Sin siquiera pensar que estamos años luz, opuestos e indispuestos.
Podrás gemir sobre lo que nos sostiene.
Llueve, gotea, y has lagrimear tu voz.

Más que un obituario y materia.
El individuo que quieras…
Corriente y agua, tormenta que merma.
Me has reconocido de vuelta.
Llueve, gotea, y has lagrimear tu voz.

El tiempo es corto y coloquial…
Terminemos por resumir nuestros nombres.
Y haremos que el minuto haga vaguear.
Llueve, gotea, y has lagrimear tu voz.

Solo me has dicho que me sientes estrella.
Remoto, allá donde el fuego no tiene fuerza.
Hazme el individuo que quieras…
Continuo, un sol, y una mañana.
Llueve, gotea, y has lagrimear tu voz.

01/03/2010
Humberto Velásquez Jiménez
10:00 p.m. a 10:58 p.m.

En algún lugar lejos de mí

Imagen
En algún lugar lejos de mi… donde surten contiendas entre mis palabras.
Donde existe la curiosa forma de sacarle el alma a la noche. 
Vivo y me vuelvo hermético y recurro a un continente donde no ha pisado suelo el hombre, donde retengo el pensamiento.

Si solía pensar que mi amor con usted no llegaría ser un eco, más bien como una abeja cuando introducen en su presa un aguijón y queda fuertemente anclado al cuerpo de su víctima expuesto a degustar de sus situaciones y momentos sin divisar que al sacar el aguijón me desgarro y muero al poco tiempo, pues un delito habré cometido porque ha valido la pena amarla.

Si solía parpadear y dar tantas vueltas como un colibrí me sentiré presto a desacreditar la resonancia de los años que me seguirá diciendo que no tendré la puerta abierta sin más que acudir que a las sobras.

En algún lugar lejos de mi…en el que mi aliento se descarrila y se ata.
Donde se entretejen los versos y poesías.
Vivo y lloro por esas cosas…excepto por una sola cosa por l…

Haciendo de que Estas…

Imagen
En la playa… haciendo de que estas.
Con sonidos y palmas aullando con las olas del mar tu sonrisa.
En la playa… haciendo de que estas.
Una pintura y garabatos mis ojos ven.
Y un mar vagabundo se mezcla en mí fingir.

En la playa… haciendo de que estas.
Aludiendo la arena te encuentro sin culpas, sin disimulos.
Me sonrío y te encuentro una ilusión “divina tranquilidad”
En la playa… haciendo de que estas.
Se da informe de la pesada esperanza que cargo en una botella del mar.

Fuera de tiempo…
En una pausa de un minuto por la tarde.
Orillas del mar abierto.
En la playa… haciendo de que estas.
Nos leeremos en voz baja escuchando del mar bonita de Cabás.

Aunque tu yo no sé sea un veredicto pondré tu palabra en punto suspensivo.

Humberto Velásquez Jiménez
3/10/2009
2:00 p.m. a 3:14 p.m.

Un amor sin Estación

Imagen
Bajo una sombra te interpones contra el viento.
Bajo el cielo te delatas y despojas la inquietud.
Nunca callas y te conviertes en la estación que nunca cambia.
Mientras tus detalles se disparan en semillas.

Como ver tal desnudez de labios a la que me enfrento?
Como penetrar su sencillez?
Como determinarla si es infinita?
Como valorar un tesoro cuando ella se encuentra al lado?

Cuando calla el tiempo se esmera en ser infinito.
Cuando se conserva en estado de felicidad mi alma desmaya sin vacilar.

De la noche fuiste tomada y tu presencia impresiona tras los pasos.
Con la disposición siempre, con el amor sin estaciones siendo perfecta ante mis ojos, siendo única, serena, inmejorable trayendo sin dudas un amor que no cambia.

Que mas querer, que el ensueño que me dejas.
Que absurdo el sanar y las sorpresas de la vida por las noches.
Que inútil convivir sin los roces del destino.

No había conocido un verso tan libre, tan espontáneo colgado de la sencillez.
Recorre mi cuerpo, mi espíritu…

Fingiré él porque me haces Falta

Imagen
Fingiré que no escucho con anticipación tus palabras.
Hare caso omiso a la advertencia de la vida.
Y pondré en conjunto mis sentimientos para debilitarlos en las hojas.
Porque dicha conducta es motivo por el cual anhelo el amor.

Desvestiré la fragancia que ciñe tu cuello.
Hare que un beso pronuncie tus cabellos en todas las estaciones.
Y como un huracán me he de alojar en los sitios que pretendes ocultar.

Fingiré mi temor, el escalofrió, lo agobiante de la distancia.
Tendré reservados con colores los momentos.
Y evitare que dañen el encuentro perfecto.
Porque dicho placer será el más recordado como antídoto en mis tinieblas.

Porque me haces falta...tendré en cuenta tu inocencia escondida.
Porque me haces falta...te hare engañar porque no será aire lo que respires.
Porque me haces falta...grabare tus deseos en arroyos mágicos con el fin de que se cumplan.
Porque me haces falta...en estado de mudez quedaras cuando veas que he muerto esperando por ti.

30/12/2008
11:15 p.m. a 11:56 p.m.