Si solo fuese Constante



Si solo fuese Constante.
Estar de pie y cambiar a mí, tu flor preferida.
Tan solo sentirme cerca de tus hombros.
Apegado como rémoras.
Sin llegar a ser rastro de tus horas.

Si solo fuese Constante.
Y poder medir tu carisma elevada.
Llegar a gran escala apretar tus brotes con ímpetu.
Sin buscarte, sin poder divisar.

Si solo fuese Constante.
Y pudiera dudar que hoy no me piensas.
Y  te muestres ajena ante notables susurros.
A la vez robar tu atención.

Si solo fuese Constante.
Tu canción predilecta.
El dicho dispuesto a relucir.
La nota melódica llena de rubor.

Y pudieras permitir que mi voz se presente aledaña a tus mejillas.
Haciendo casual la marcha de los labios.

Si solo fuese Constante.
Y pudiera vencer el misterio al hablar de manera pronunciada.

Puede que me retire breve de las orillas al igual que las olas y siempre vuelva con fuerza.
Sin tan solo fuese espectador ocular.
Abrazarla como lo hace el mar.
Al lado de su alma.



Humberto Velásquez
17-09-2011
4:45 p.m. a 6:25 p.m. 

Comentarios

  1. Me gusta mucho como escribe Humberto, la sensibilidad y descripción detallada de sus sentimientos, siga adelante va muy bien!!

    Balbina

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El día que quieras

Si pudiera elegir

Una carta sin escribir