Pude caminar el día



Pude haberle dado una invitación,
pude haberle dado un recorrido de gestación,
a este día que me nace y deshace,
pude caminar el día,
entender mi rol de tripulante,
castigar el sueño con azotes,
esclarecer que el año lo quise de primaveras,
pudo haber sido que el día me nació distinto,
tal vez quise moldear al día habitual.
Pude amanecer con los dones,
de una vegetación,
del sol que sobresale
que inunda mis ojos,
y que con rumores
me dice que no vive las 24 horas.
Pude caminar el día siendo una víctima,
del mismo chasquido de guiños,
que el día parpadea.

Humberto Velasquez Jimenez
12/Diciembre/2016
11:38 a.m.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Amanecí

El día que quieras

Tócame