No Dejas de Volver


Así como las estaciones llegan al año,
Y se escribe en el espacio.
No dejas de volver.
Vuelves despejando tu rastro.
Buscando tu cauce.

Normal y sin ensayos,
sobre ríos y recortes.
Tejiendo un beso de seis años.

Fue fácil perderse y sumar el paso.
Fue fácil verla como ayer en lo habitual.
Ternura que nacía por ella misma.
Surgiendo de las aguas y un beso extinto.
Sin existir de menos.
Velando por el regreso de su estación favorita.

Fue fácil su invasión sin marcha atrás.
Proveyendo escape al tiempo perdido.
Mientras sus ojos eran perseguidos
Como una marcha a gritos en la cual
No había retorno.

Mas que mía la tarde, fue tuya.
Gloriosa semejanza a la aurora encarecida.
Que tu lunar a mis ojos perdía.

Fue fácil acostumbrarme.
A su cabello pálido al son de sol abierto.
A su mirar latente sin luna que tu comunicaste.

¡No dejes de Volver!

Humberto Velásquez Jiménez
22-Enero-2012
11:45 p.m. 12:26 a.m.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El día que quieras

Si pudiera elegir

Una carta sin escribir