Soy Aquel




Soy aquel en quien puedes descender.

Dejando a la gravedad apoderada y con estilo propio.

Haciéndome en sus ramas, aspirando su frió y bostezo.
Soy aquel que ocupa su cabello otoñal.
Encerrarme en sus fauces labios, caerme del peldaño de su mentón.
Sumido en su rural mirada y gestos proximos.

Quiero agotarme sin reposo, 
extraerme condescendiente sobre su cuerpo fusible.
Aun sudando, aun flaqueando sobre piernas delirantes.
Debiendo habituar mi toque en sus eslabones pronunciados.
Que siguen uniéndose a mi cuerpo.

Soy aquel que participa en su reír generoso, azotea de mi banco triste.
haciendo de mis totales enteros.
Calculando mi cercanía para honrar las bases de su cuerpo débil.

Ver el cumplimiento del mar que cambia de opinión.
El crecimiento de una caminata de playa.
La extensión de mi ciudad rigurosa, 
Mantener la vela a tu soltura, todos estos años aunque marchites.

Soy tuyo en este espejismo de mensajes literarios.
Soy aquel que trata de enviar al subterráneo su congoja.
Soy aquel que ve de manera impelida mi cuerpo hacia el suyo sin previo aviso.


Humberto Velasquez Jimenez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Detén mi llanto

Amanecí

El día que quieras